Los neumáticos de los automóviles deben presentar óptimas condiciones para su uso seguro. La presión del aire es fundamental, y debe revisarse periódicamente para descartar fugas u objetos enterrados. Además, el dibujo de la banda debe tener una profundidad correcta, para garantizar un funcionamiento ideal en cualquier condición, esto por lo regular es entre los cuatro y los 8 milímetros. Los especialistas recomiendan nunca utilizar llantas con menos de 2 milímetros de profundidad en el dibujo. Si bien algunos fabricantes incorporan testigos para cuando alcanzan la mínima profundidad, es sencillo medir el desgaste utilizando una moneda, y colocándola en posición vertical sobre la goma del neumático.

Es importante saber que cuando las llantas tienen un dibujo en malas condiciones, las distancias de frenado y el deslizamiento en condiciones de asfalto mojado son incrementadas. Por debajo de los 2 milímetros, un neumático que va a 90Km/h prácticamente pierde el contacto con el asfalto, por lo que muy probablemente perderá el control del vehículo.

Si quieres saber más acerca de este tema, envíanos un correo electrónico: jessvalencia@live.com.mx